HISTORIA SOBRE LA VENDEE GLOBE

HISTORIA SOBRE LA VENDEE GLOBE

Esta regata me flipa! No dejo de pensar en lo que se debe sentir cuando siendo uno de los/las patrones, consigues el presupuesto para poder hacerla. Poder estar presente en la salida, no es cosa fácil. Solo con el barco ya se te va un pico pero es que después, necesitas todo un equipo en tierra que te de soporte. Y realmente muchas cosas más que a los mortales ni se nos ocurren. Millones de dolores de cabeza has de pasar para poder estar presente, ese día, en Les Sables d’Olonne. 

No pretendo hacer un recorrido histórico de manera detallada. Pretendo hacer que entendáis, como el ser humano llegó a diseñar la regata al rededor del mundo,en solitario y sin escalas! Pretendo que cuando acabéis, vayáis directos a ver vídeos, fotos y otras páginas web para acabar de entender lo que realmente significa una gesta como esta.

Sir Robin Knox-Johnston patroneando el Suhaili

Lo curioso es, que la primera vuelta al mundo en regata, The Golden Globe Challenge, fue bastante poco convencional. Básicamente fue una campaña publicitaria del periódico inglés “Sunday Times” al retar a cualquier persona a hacer la vuelta al mundo en velero (sin importar tamaños ni diseños) y teniendo que salir de cualquier puerto inglés entre el 1 de junio y el 31 de octubre de 1968. Querían asegurar que los participantes pasaran por las aguas heladas del océano antártico en época estival. El ganador, se llevaría 5000 libras del momento. Sir Robin Knox-Johnston, un crack, se llevó la victoria tras 312 días en el mar y siendo el único participante en lograrlo.

No os perdáis la web actual de The Golden Globe Challenge, puesto que sigue siendo una realidad, no hay que pagar para la inscripción de la regata y encima recomiendan no llevar patrocinador. Todo un reto.

Hay el caso del empresario y navegante aficionado, Donald Crowhust, que arruinado como estaba, decido empeñar su casa y comprarse un trimaran para participar. El pobre, no pudo ni pasar del atlántico. La locura de ver que no podía acabar, de que no conseguiría el tan deseado premio y que se iba a la bancarrota, decidió saltar del barco. Durante semanas se había dedicado a mandar informes falsos, haciendo creer a la organización que se encontraba en regata. Encontraron la embarcación a la deriva y repleta de libros y anotaciones donde dejaba plasmada la locura a la que había llegado.

La muerte es la realidad con la que día a día se encuentra un navegante. Siempre juegas con la posibilidad de encontrarla.

MACIF, con Francois Gabart, la evolución!

En estos dos casos, esta plasmada la cara y la cruz de la navegación oceánica y me surgen varias preguntas. ¿Como pudo Sir Robin, navegar 312 y conseguir acabar en el año 1968? Y, como pudo Donald, embarcarse en una regata como esta, sabiendo que su motivación era la desesperación? Realmente, la respuesta solo la tienen ellos, pero hay algo que tengo claro y es que el mar, no perdona. Para meterse en una regata de este tamaño y todo lo que implica (mental, emocional y físicamente), hay que estar preparado y hay que nacer con un don. El don de saber, que estas a la merced del mar, aceptarlo e interiorizarlo.

Este fue el principio de lo que ahora conocemos como Vendee Globe, regata que nace en 1989 y con reglas muy sencillas: 22.000 millas, sin escalas y sin ayuda externa. Al fin y al cabo sigue siendo la misma idea. Intentar llegar antes que tus compañeros, dando la vuelta al mundo y viviendo una de las mayores aventuras que el ser humano jamás podrá vivir. 

Puede que algunos/as ya hayas visto este documental, pero si queres saber un poco más, vedlo, porqué realmente, aquí es donde podéis ver y sentir, lo que significó esta primera vuela al mundo.

Pol Quintana Aguilera para SailingRoots

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies