SOMOS ESCUELA DE VELA DE CRUCERO

SOMOS ESCUELA DE VELA DE CRUCERO

A lo largo de estas primeras semanas en las que Sailing Roots Barcelona a empezado sus andaduras como empresa dedicada a la formación y difusión del deporte de la vela, nos hemos encontrado con la situación en que hay mucha gente que nos ha dicho:

Hey, os veo por Facebook pero no acabo de entender muy bien que hacéis.

La verdad es que la parte comunicativa es una de las tareas que más tiempo nos lleva y que a la vez, parece ser, que menos controlamos. Pues bien, ¿Qué hacemos? Somos escuela de vela, formamos a personas en la navegación a vela. ¿Somos una escuela clásica? Creemos que NO. Tenemos la idea que la ciudad de Barcelona vive de espaldas al mar y eso nos planeta muchos retos. Queremos poder llegar a cuanta más gente de la ciudad ya que ese es nuestro objetivo a medio y largo plazo. Queremos llegar de forma transversal, formado a todo tipo de personas en este deporte. ¿Qué objetivo tenemos? Tal y como hemos dicho, el objetivo es claro y conciso. Enseñar a navegar. Lo que no quita que tengamos varias formas de hacerlo. La vela es un deporte que por desgracia tiene una imagen colectiva muy alejada de la realidad. ELITISMO. De siempre, se a relacionado este deporte con una clase social y la verdad es que el sector en si mismo lleva tiempo que no se echa una mano. La imagen de la familia real navegando o la de los millonarios famosetes en sus yates, estimula esta visión de que la vela, es un deporte para unos pocos. Y no solo eso. Cuando paseamos cerca de un puerto, nos imaginamos que los/las propietarios/as de las embarcaciones que estamos viendo, son personas de alto nivel adquisitivo.

La vela es un deporte con unos costes importantes pero no por ello es un deporte por y para la élite. Este deporte va mucho más allá de salir a navegar el fin de semana. Este deporte es el medio de transporte más ecológico que existe y el que más aporta en cuanto a la experiencia que se vive mientras navegas.

La vela es un estilo de vida. Puede que sea verdad, pero no significa que sea condición sine qua non vivir por y para la vela. El punto es que cuando navegas, la perspectiva del mundo cambia.

Es por eso que nos hemos animado a montar todo esto. Es por todo esto, que queremos hacer de la vela un deporte de masas en nuestra ciudad. Barcelona es perfecta para poder navegar todo el año y eso es algo que tenemos que explicar una y otra vez. Este es un sector que por ahora, es estacionario. Se trabaja mucho en verano pero en invierno, nadie se acerca al agua. Hay que combatir esta idea.

Es por todo esto y mucho más que SOMOS ESCUELA DE VELA.

Como la Vida misma!

Como la Vida misma!

COMO LA VIDA MISMA … ”
Sovint recordo fragments de converses que hem tingut al llarg d’aquests últims 4 anys amb els companys d’A Vela. Concretament, hi ha dues frases que em venen un cop i un altre al cap. Una d’elles la recordo amb molt carinyo, amb molta tendresa: un dia d’entrenament, aprenent a arriar el Gennaker, havia d’anar tirant la vela cap a mi vigilant que no toquès l’aigua, i ho havia de fer a gran velocitat. Per animar-me a fer-ho bé, recorodo com l’Aitor em va cridar: “sense por Judith, abraça-la, com si l’estimessis!!!”. I escrivint això em ve aquella resposta que en aquell moment no vaig dir però que estic convençuda que ja sentía: “És que l’estimo”. I és que l’estimo, estimo les veles, el barco, l’aigua, la sal, el vent.
L’altre frase que recordo encara més sovint, és la que va dir un cop el Gabriel al comentar alguna cosa sobre la navegació: “como la vida misma”, va dir. I l’Aitor va contestar: “si, és que navegar és como la vida misma”. Porto dies pensant que aquesta frase és molt simbòlica, però que en realitat, no és la navegació el que hauria de ser “como la vida misma”, sinó que la “vida misma” hauria de ser com la navegació. I és que si puguessim adoptar els principis de la navegació a la nostra vida, si fossim tant sols conscients de que viure requereix guiar-se pels principis de la naturalesa, pels principis que regeixen la navegació…
No sería tot més fàcil, però ho viuriem amb més calma, amb més armonía. Són tants els paral·lelismes que es poden establir. Començant pel més bàsic, el rumb. Quan en la navegació es decideix que vols anar a un lloc, mai saps exactament com hi arribaràs. Tot depèn de les condicions meteorològiques. Si et ve el vent de cara, hauràs de cenyir, no pots anar contra el vent. La cenyida no és un rumb fàcil, pot semblar que cada bordo t’allunyi de l’objectiu, però en realitat t’està apropant, no vas a rumb directe, però fent “ziga-zaga” t’hi apropes. La cenyida és incòmode, perquè tenir el vent de cara no és fàcil, el barco escora, i la velocitat acostuma a ser més lenta, però si ajustes bé les veles i et sents segur, pot ser tant divertit…!
Ajustar les veles, aquesta és un concepte clau, perquè les veles són els recursos personals de cadascú, com més ben ajustades estiguin les veles millor navegarà el barco i més ràpid anirà, com més aprofitem els nostres recursos personals més ràpid i millor arribarem al nostre objectiu. Per això, però, cal conèixer bé quines veles tenim, i quina cal posar en cada moment. Tot depèn, com sempre, de les condicions meteorològiques.
La cenyida, com deia, no és un rumb fàcil, però el vent de cara te’l pots trobar molt sovint, i per tantl és important acotumar-s’hi i aprendre a navegar en cenyida. Com en la navegació, a la vida molts cops has de cenyir, que no és allunyar-te del teu objectiu. Es podría evitar la cenyida, podries canviar de destí, i anar a un port en el que hi puguis arribar amb el vent a favor, però és realment aquest el port on vols anar? Això sí, no cal ser imprudents, quan el vent de cara és massa fort, més val esperar-se uns dies a que baixi el vent, o canvii de direcció.


M’agrada també pensar que quan es navega es planeja prèviament, es traça una ruta segons les previsions, però sempre se sap que no són més que això, previsions. I quan la realitat no et permet cumplir les previsions, o quan et trobes al mig d’una tormenta imprevista, no et queixes, simplement actúes: a vegades d’una manera més conscient i entrenada, d’altres per simple instint de supervivencia, tot depèn de la capacitat i experiència de cadascú. Navegar és pensar-sentir-pensar. Tant bàsic i tant complicat.
Navegar és, també, escoltar. Escoltar i aprendre. I navegar és sobretot, adonar-se que no té res a veure ser tripulant que patró. El tripulant fa, executa, i sí, pensa, però sempre té la responsabilitat el patró. El tripulant gaudeix perquè sap que el guien. El tripulant és un nen que deixa que la mare l’agafi de la mà i el porti sense saber ell on va. El patró… el patró inexpert pateix, pateix perquè sempre ha estat tripulant i de cop ha de ser patró, pateix perquè sent la responsabilitat, pateix, sobretot, perquè sent la incertesa, aquella que com a tripulant li era fins i tot agradable. Pateix perquè ha de manar, i ha de saber escollir bé la tripulació. Però el patró gaudeix més que ningú quan arriba a port. Gaudeix més que ningú quan ha près una decissió acertada, i aprèn més que ningú quan s’equivoca. El patró gaudeix decidint la ruta. El patró gaudeix cuidant, mimant, invertint en el seu vaixell. Perquè el patró, més que ningú, s’estima el seu vaixell. Perquè navegar és viure i viure és navegar, perquè si vivim com es navega, viurem millor.


Perquè navegar no és com la vida mateixa, és la vida mateixa, que és com navegar.

Judit Karasso per Sailing Roots
ENTREVISTA PARA ESTUDIO SOBRE LA ENSEÑANZA DE LA VELA

ENTREVISTA PARA ESTUDIO SOBRE LA ENSEÑANZA DE LA VELA

ENTREVISTA
Hoy comparto con todos una entrevista que me hicieron para un trabajo sobre un estudio de la enseñanza de la Vela, espero que lo disfruteis.
Entrevista a Ferran Martínez Pascual.
Navegante a vela dese hace más de 30 años. Técnico en Vela. Actualmente trabaja en el Centro Municipal de Vela de Barcelonay como coordinador del Centro Municipal de Vela de El Prat. Imparte sus clases en programas analizados en este trabajo como el IES Icaria, y en otros relacionados con la inserción como Inser-vela. Lleva 20 años dedicado a la enseñanza de la vela.
Ver: http://velaadaptada1-ferran.blogspot.com.es/
Temática de la entrevista: Los valores de la Vela.
  • ¿Qué opina sobre la vela como herramienta educativa?
    Navegar a vela es una técnica que incluye conocimientos, habilidades, preparación física y mental, requiere responsabilidad y toma de decisiones, anticipación, previsión, trabajo en equipo, y tantas cosas más…que es un proceso educativo o formativo que no tiene fin. Cada día en la Mar es diferente, cada barco es un mundo y por eso siempre hay algo que arender. Llevo más de treinta años navegando y cada vez que me embarco o salgo a navegar, aprendo más. No tiene fin….
  • ¿Y cómo transmisor de valores?
    Navegar implica respeto, y ese es, a mi entender, el más grande de los valores y por desgracia muy poco fomentado en la sociedad actual.
  • ¿Entrenar o educar?
  • Sin duda alguna…formar, educar y practicar mucho, que entrene el que quiere competir y punto.
  • ¿Es la vela un deporte al alcance de todos? ¿Es integrador? ¿Es elitista?
    Por desgracia, no. Está al alcance de más gente hoy en día que hace unos ños atrás, pero sigue siendo un poco elitista gracias a la mala gestión de los poderosos de la Vela, bueno en realidad no es mala gestión, es una gestión intencionada. La vela es un deporte popular en Francia, Holanda, Inglaterra, Nueva Zelanda, pero aquí se sigue pensando que es cosa de ricos… posiblemente gracias a la imagen de nuestro rey y sus compinches regateando en Mallorca… Pero nada que ver con la realidad y la historia de la navegación a vela. Debería ser una asignatura de colegio en un país como el nuestro con miles de kilómetros de costa repartidos entre Mediterránea y Atlántica.
    Es integrador 100 x 100, a bordo todos tenemos capacidades para llevar a buen puerto nuestro barco, no existe la discapacidad a bordo. Llevo m´s de 15 años entregado a la Vela Adaptada y te sorprendería las capacidades de las personas con supuestas discapacidades en tierra que al subirse a un barco se convierten en capacidades increibles, además del gran valor de navegar a vela en el terreno terapéutico y lúdico para personas con discapacidades graves o profundas. Es todo un mundo que me ha llenado de satisfacciones, a pesar del poco caso que se le hace a nivel institucional.
    La élite no existe, es un invento de los personajillos que se consideran superiores a los demás. Un mierda pinchada en un palo.
  • ¿Se transmiten valores en vela? Cuales.
El más importante de todos: RESPETO, respeto a la Naturaleza, al Mar, a la tripulación, a tu embarcación…
Otros muchos valores se transmiten, aprenden y practican siempre que navegamos: Paciencia, observación, amor por todo lo que se hace a bordo, por el entorno, tus compañeros. Prevención, toma de decisiones, trabajo en equipo, sería una lista interminable.
Temática de la entrevista: La enseñanza de la vela. Transversalidades.
  • ¿Es la vela un deporte difícil?
  • Para nada, Lo mágico de nuestra pasión es que navegar es fácil pero nunca acabas de saberlo todo…. siempre sigues aprendiendo. Es maravilloso
  • ¿Cómo ha evolucionado la metodología de la vela en los últimos años?
  • Pues si…. ha habido y sigue habiendo personas que se han preocupado mucho por diseñar programas, metodologías, standards, sistemas y métodos…. pero como ya he dicho antes la libertad está ímplicita en el arte de navegar, y por lo tanto cada técnico acaba creando su librillo particular de maestrillo… algunos mejores, otros no tanto y alguno mediocre…
    Para mí lo más importante es hacer nuestra labor formativa o docente con las tres claves que son la fórmula maistral para cualquier cosa que hagamos en la vida: Hacerlo con amor, respeto y conciencia.
  • ¿Se pueden adaptar los conocimientos de la vela a cualquier nivel?
  • Si, totalmente. Es más, cualquier persona puede navegar y disfrutar del placer que sentimos al desplazarnos sobre el agua impulsados por la fuerza del viento.
  • Hay miles de tipos de barcos y tablas y por lo tanto existe un tipo para cada nivel y necesidad .
  • ¿Cuáles son los principales campos de conocimiento en vela?
  • Física y Meteorología, ahí es nada. Hay otros que son igualmente importantes hoy en día, como la tecnología y los materiales que han ido evolucionando, apareciendo e integrándose en nuestro mundo.
  • Según su experiencia ¿genera la vela la inquietud por saber más en otros ámbitos directamente relacionados, pero que no son estrictamente de vela? Cuales.
Eso ya depende de cada uno, pero cuando una persona se considera navegante de verdad, acabas interesándote por la física, la meteorología, la oceanografía, cartografía, el mantenimiento de las embarcaciones, jarcias y velas, la historia, la tecnología, la preparación física, la alimentación o nutrición, mecánica y seguro que me dejo muchas más que tienen que ver con el arte de navegar.
Preguntas generales a todos los técnicos entrevistados:
  • ¿Qué significa para usted, a nivel personal, navegar?
    Una necesidad, una pasión… la vida.
  • ¿Qué diferencia la vela de otros deportes?
    Navegando a vela puedo sentir la adrenalina al planear sobre mi tabla de windsurf a 30 nudos Y también puedo disfrutar de un viaje marvilloso alrededor del mundo. A mi entender pocos deportes ofrecen la amplia gama de sensaciones que nos da el navegar a vela.
  • ¿Cuáles son las tres primeras palabras o ideas que relaciona con la vela?
    Libertad , libertad, LIBETAD!
  • ¿Deporte o forma de vida?
    FORMA DE VIDA APASIONANTE
  • Por último, nos gustaría saber su opinión sobre la utilidad de la vela en programas de integración para personas con altas capacidades intelectuales.
Pues aquí me has pillado, no tengo ni idea ya que nunca he trabajado con personas de dicho colectivo. Pero por mi experiencia en los años trabajando en programas de vela para la integración de personas con diversidad funcional y/o en riesgo de exclusión social, casi me atrevería a decir que seguro que funciona magníficamente.

Ferran Martínez para Sailing Roots
Barcelona World Race: Hugo Boss desarbola y se retira

Barcelona World Race: Hugo Boss desarbola y se retira

Ayer por la noche, sobre las 21:02 UTC, a unas 400 millas de la costa brasileña, el barco co-patroneado por Pepe Ribes y Alex Thomson, rompió una pieza del estay y el palo se vino abajo.
La verdad es que se dice y se escribe rápido pero pasa a una velocidad aún mayor. Esta es la realidad de la vela oceánica y la pega. Los barco están diseñados tan al límite que el triunfo o la derrota distan de piezas que en muchas ocasiones no llegan a unos centímetros. Pero la vida es así.
Ahora se encuentran a 350 millas de Salvador de Bahía, navegando sin palo y con el motor a 6 nm.
Una pena para la regata, ya que con tan solo 8 barcos en la línea de salida y con tan solo 5 con opciones claras de ganar, que abandone el Hugo Boss, es una pérdida para la vela oceánica. La verdad es que me planteo hasta que punto no es el abandono de la regata en si. Como ya se viene comentando des de hace unos meses y en distintos círculos, la BWR pende de un hilo. Si encima uno de los barcos que le daban más sentido (un claro ganador para la Vendée Globe) se retira, la verdad es que me parece una metáfora macabra del futuro de la vela oceánica catalana. 
Esperemos que las estadísticas no se cumplan, pero en regatas de IMOCA60, se cuenta en un 50% las embarcaciones que suelen llegar a la línea de llegada.
Pol Quintana para Sailing Roots
DSS, EL PRESENTE DE LA VELA

DSS, EL PRESENTE DE LA VELA

En 1977 nació una de las regatas oceánicas que pasará a la historia por ser la base de la vela profesional de grandes distancias y en solitario: La Mini Transat. Con ella, empezaron a aparecer las innovaciones que poco a poco se van implantando en la vela convencional o de usuario.

En 1979, aparecen los primeros cascos planos y los depósitos de lastre. Todo ello, inventado y diseñado para grandes regatas.

En 1985, Yves Parlier, fabricó el primer mástil de carbono y de eso casi hace ya 30 años.

En 1991, Desjoyeaux, inventa la quilla pivotante que diseña especialmente para la Mini Transat. A la vez, aparecen las orzas anti deriva para cruceros, puesto que la quilla, al desplazarse hacia barlovento, queda inutilizada como elemento anti-deriva y pasa a formar parte del desplazamiento de peso a barlovento para la estabilidad del velero. Hecho que permitió la incorporación de velas más grandes, puesto que se podía soportar escoras menores gracias a las quillas basculantes.

Y en 2011, David Raison, inventa el Mini con proa redonda, en base al carácter planeador de los Minis y barcos diseñados para correr grandes distancias en el menor tiempo.

Siempre he sido un enamorado de los Minis y cada vez tengo más claro que en un futuro, acabaré formando parte de ese grupo de gente que sin pretensiones de llegar a nivel profesional, ha hecho alguna vez la Mini Transat. La clase Mini, por sus reducidas dimensiones, aporta el escenario perfecto para saber, que es lo que se siente al navegar grandes distancias en un velero de 6.5 metros y las limitaciones que tanto el barco como tú tienes. Además, es el diseño perfecto para poder investigar y probar nuevos componentes, materiales y diseños, puesto que los costes son de lo más reducido que hay si comparamos con otros proyectos náuticos. La gracia, es que lo que después vemos en un IMOCA o en un VO70, primero se ha experimentado en un Mini.

¿Es verdad mi última afirmación?

Realmente no. Sería muy corto de miras por mi parte pensar que todo sale de un Mini. La verdad es que muchas de las aplicaciones que vemos ahora en veleros de competición y en veleros de recreo, proviene de la clase Mini, pero no todo.

Un ejemplo y es básicamente el propósito de este post, son los llamados Dynamic Stability System.


En este caso, el invento  nació en la vela ligera pero para ser aplicado en grandes veleros. La idea es simple. Utilizando la fuerza de la gravedad, se han inventado una orza transversal al velero que cuando el barco escora por la fuerza del viento, esta orza se desplaza a sotavento. ¿pa’ que? Pues muy simple, la orza o foil, al deslizarse por la parte de sotavento, lo que genera es fuerza de sustentación y ayuda al velero en su estabilidad y en la escora. Lo que ha permitido ganar en velocidad y control del velero. (De todos modos, os invito a visitar la web de este invento y que trasteéis un poco  en sus entrañas). La gran ventaja, sobretodo, ha sido para los veleros con quillas pivotantes, puesto que este foil, sumado a las orzas anti deriva, han ayudado a esta estabilidad negativa que tienen los veleros con quilla basculante.


Con este invento, fruto de la ingeniería de última generación, están convirtiendo los veleros en artilugios al servicio de millonarios pero a la vez, creo que hay tantas cosas que no sabemos de lo que pasa debajo del mar en un velero, que cada vez más vemos como las obras muertas se parecen más a cuerpos hundidos mutilados, con agujeros y apéndices que les salen por todos lados. Cuando veo el casco del Wild Oaks (velero australiano vencedor de la última edición de la Sydney – Hobart), flipo! Lleva: Orza pequeña en proa, quilla basculante, orzas anti deriva y los Canting Foils. Un frankenstein.

La verdad, me parece impresionante lo que genera el agua debajo de un velero. Cuando sales a navegar en vela ligera, no te das cuenta de las de cosas que puedes mejorar en un barco. Pero te das cuenta que con una sola orza, un timón y una vela, también se puede navegar.

Animo a todos y todas las amantes de la vela que por encima de todo: NAVEGEN!

Navegar, es lo mejor que nos ha podido pasar. Lo hacemos des de hace miles de años y no podemos permitirnos el lujo de dejar de hacerlo. Es como volver a nuestras raíces.

VIVA EL MAR! VIVA LA VIDA!

Pol Quintana para Sailing Roots


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies