ENTREVISTA PARA ESTUDIO SOBRE LA ENSEÑANZA DE LA VELA

ENTREVISTA PARA ESTUDIO SOBRE LA ENSEÑANZA DE LA VELA

ENTREVISTA
Hoy comparto con todos una entrevista que me hicieron para un trabajo sobre un estudio de la enseñanza de la Vela, espero que lo disfruteis.
Entrevista a Ferran Martínez Pascual.
Navegante a vela dese hace más de 30 años. Técnico en Vela. Actualmente trabaja en el Centro Municipal de Vela de Barcelonay como coordinador del Centro Municipal de Vela de El Prat. Imparte sus clases en programas analizados en este trabajo como el IES Icaria, y en otros relacionados con la inserción como Inser-vela. Lleva 20 años dedicado a la enseñanza de la vela.
Ver: http://velaadaptada1-ferran.blogspot.com.es/
Temática de la entrevista: Los valores de la Vela.
  • ¿Qué opina sobre la vela como herramienta educativa?
    Navegar a vela es una técnica que incluye conocimientos, habilidades, preparación física y mental, requiere responsabilidad y toma de decisiones, anticipación, previsión, trabajo en equipo, y tantas cosas más…que es un proceso educativo o formativo que no tiene fin. Cada día en la Mar es diferente, cada barco es un mundo y por eso siempre hay algo que arender. Llevo más de treinta años navegando y cada vez que me embarco o salgo a navegar, aprendo más. No tiene fin….
  • ¿Y cómo transmisor de valores?
    Navegar implica respeto, y ese es, a mi entender, el más grande de los valores y por desgracia muy poco fomentado en la sociedad actual.
  • ¿Entrenar o educar?
  • Sin duda alguna…formar, educar y practicar mucho, que entrene el que quiere competir y punto.
  • ¿Es la vela un deporte al alcance de todos? ¿Es integrador? ¿Es elitista?
    Por desgracia, no. Está al alcance de más gente hoy en día que hace unos ños atrás, pero sigue siendo un poco elitista gracias a la mala gestión de los poderosos de la Vela, bueno en realidad no es mala gestión, es una gestión intencionada. La vela es un deporte popular en Francia, Holanda, Inglaterra, Nueva Zelanda, pero aquí se sigue pensando que es cosa de ricos… posiblemente gracias a la imagen de nuestro rey y sus compinches regateando en Mallorca… Pero nada que ver con la realidad y la historia de la navegación a vela. Debería ser una asignatura de colegio en un país como el nuestro con miles de kilómetros de costa repartidos entre Mediterránea y Atlántica.
    Es integrador 100 x 100, a bordo todos tenemos capacidades para llevar a buen puerto nuestro barco, no existe la discapacidad a bordo. Llevo m´s de 15 años entregado a la Vela Adaptada y te sorprendería las capacidades de las personas con supuestas discapacidades en tierra que al subirse a un barco se convierten en capacidades increibles, además del gran valor de navegar a vela en el terreno terapéutico y lúdico para personas con discapacidades graves o profundas. Es todo un mundo que me ha llenado de satisfacciones, a pesar del poco caso que se le hace a nivel institucional.
    La élite no existe, es un invento de los personajillos que se consideran superiores a los demás. Un mierda pinchada en un palo.
  • ¿Se transmiten valores en vela? Cuales.
El más importante de todos: RESPETO, respeto a la Naturaleza, al Mar, a la tripulación, a tu embarcación…
Otros muchos valores se transmiten, aprenden y practican siempre que navegamos: Paciencia, observación, amor por todo lo que se hace a bordo, por el entorno, tus compañeros. Prevención, toma de decisiones, trabajo en equipo, sería una lista interminable.
Temática de la entrevista: La enseñanza de la vela. Transversalidades.
  • ¿Es la vela un deporte difícil?
  • Para nada, Lo mágico de nuestra pasión es que navegar es fácil pero nunca acabas de saberlo todo…. siempre sigues aprendiendo. Es maravilloso
  • ¿Cómo ha evolucionado la metodología de la vela en los últimos años?
  • Pues si…. ha habido y sigue habiendo personas que se han preocupado mucho por diseñar programas, metodologías, standards, sistemas y métodos…. pero como ya he dicho antes la libertad está ímplicita en el arte de navegar, y por lo tanto cada técnico acaba creando su librillo particular de maestrillo… algunos mejores, otros no tanto y alguno mediocre…
    Para mí lo más importante es hacer nuestra labor formativa o docente con las tres claves que son la fórmula maistral para cualquier cosa que hagamos en la vida: Hacerlo con amor, respeto y conciencia.
  • ¿Se pueden adaptar los conocimientos de la vela a cualquier nivel?
  • Si, totalmente. Es más, cualquier persona puede navegar y disfrutar del placer que sentimos al desplazarnos sobre el agua impulsados por la fuerza del viento.
  • Hay miles de tipos de barcos y tablas y por lo tanto existe un tipo para cada nivel y necesidad .
  • ¿Cuáles son los principales campos de conocimiento en vela?
  • Física y Meteorología, ahí es nada. Hay otros que son igualmente importantes hoy en día, como la tecnología y los materiales que han ido evolucionando, apareciendo e integrándose en nuestro mundo.
  • Según su experiencia ¿genera la vela la inquietud por saber más en otros ámbitos directamente relacionados, pero que no son estrictamente de vela? Cuales.
Eso ya depende de cada uno, pero cuando una persona se considera navegante de verdad, acabas interesándote por la física, la meteorología, la oceanografía, cartografía, el mantenimiento de las embarcaciones, jarcias y velas, la historia, la tecnología, la preparación física, la alimentación o nutrición, mecánica y seguro que me dejo muchas más que tienen que ver con el arte de navegar.
Preguntas generales a todos los técnicos entrevistados:
  • ¿Qué significa para usted, a nivel personal, navegar?
    Una necesidad, una pasión… la vida.
  • ¿Qué diferencia la vela de otros deportes?
    Navegando a vela puedo sentir la adrenalina al planear sobre mi tabla de windsurf a 30 nudos Y también puedo disfrutar de un viaje marvilloso alrededor del mundo. A mi entender pocos deportes ofrecen la amplia gama de sensaciones que nos da el navegar a vela.
  • ¿Cuáles son las tres primeras palabras o ideas que relaciona con la vela?
    Libertad , libertad, LIBETAD!
  • ¿Deporte o forma de vida?
    FORMA DE VIDA APASIONANTE
  • Por último, nos gustaría saber su opinión sobre la utilidad de la vela en programas de integración para personas con altas capacidades intelectuales.
Pues aquí me has pillado, no tengo ni idea ya que nunca he trabajado con personas de dicho colectivo. Pero por mi experiencia en los años trabajando en programas de vela para la integración de personas con diversidad funcional y/o en riesgo de exclusión social, casi me atrevería a decir que seguro que funciona magníficamente.

Ferran Martínez para Sailing Roots

YO SOY EL OCÉANO


Aquí estamos de nuevo….con nuevos vientos, olas gigantes y un veranito más a nuestras espaldas…

Nuevo récord en la Route du Rhum., la Volvo Ocean Race en marcha… la BWR a puntito de empezar…preparativosos en la Mini Transat….los Figaro trimando velas….y lo más importante de todo: ya tenemos miles de nuevos aficionados a la vela, gracias a las escuelas, empresas, clubes y sobre todo a los técnicos que han conseguido enganchar a las nuevas generaciones durante los cursos y actividades veraniegas a lo largo y ancho de nuestro amado Mediterráneo.
La Navegación a vela gana adeptos cada año pero hay que darle continuidad y seguir trabajando duro para que esa afición se convierta en pasión para algunas de esas personas, y no nos lo ponen fácil.

A pesar de todo, pasito a pasito, milla a milla la Navegación a Vela va ganando posiciones…

Cuánto tiempo tendrá que pasar para que veamos a grandes cargueros navegando de nuevo a toda vela??!!!…. va a ser parte del cambio de conciencia global que se está gestando en nuestro mundo.

Estamos hartos de embarcaciones que no hacen más que ensuciar y destrozar nuestro medio… Hartos de personas que sólo piensan en seguir enriqueciéndose a base de explotar, robar y destrozar las vidas de las personas y nuestro entorno, el/la MAR.

Hartos de prospecciones petrolíferas y de gobiernos que protegen intereses de empresas privadas contra la voluntad de un pueblo que reivindica el cuidado y la no destrucción de los ecosistemas que dan vida a nuestro planeta.

Hartos de cruceros giantescos que producen más residuos y contaminación que pueblos enteros para el enriquecimiento de unos pocos.

Hasta que un día nuestros océanos y nuestro lindo planeta se harte de verdad y nos mande al carajo!


Ferran Martínez para Sailing Roots

UN PASEO POR LA REALIDAD DEL INSTRUCTOR/A

Hemos estado de viaje y nos hemos perdido. Como se ha podido ver, hemos estado unos meses un poco inactivos. La verdad es que entre una cosa y la otra, nos hemos ido colgando.
Pero de lo que realmente me gustaría hablaros y concienciaros, es de uno de los principales motivos por los que nos ha pasado. Somos trabajadores del mar y en verano, es cuando tenemos que aprovechar para ganar algo más y poder aguantar el resto del año. Realmente, para el que no lo sepa, somos instructores de vela. Ferrán, Román, Manu y yo, formamos parte de una especie, casi, en peligro de extinción: el instructor de vela.

No es que no haya trabajo, sino que el que hay es muy precario. Este verano entre los meses de julio, agosto y septiembre, he trabajado un aproximado de 600 horas. En julio, por poner el mes más fuerte, trabajé 271. La verdad es que creo que con todo esto, estoy construyendo un argumento a favor de nuestras vacaciones bloggeras, puesto que como comprenderéis, ponerte a escribir con el agotamiento que este trabajo supone, no es tarea fácil.
Antes os he dicho que somos una especie en extinción y os he avanzado un motivo. La precariedad laboral. Si vemos un poco cual es la situación de nuestra profesión, veremos que como instructores, tenemos dos opciones: 1.- Trabajar todo el año,  o 2.- trabajar a modo de temporada e intentar sobrevivir con lo ganado. El problema que tenemos es que como norma general, si trabajas en un sitio donde puedes trabajar todo el año, los sueldos suelen ser bajos y encima, trabajar todo el año no significa con una jornada de 8 horas. Significa que tienes que ir luchando para conseguir semana tras semana un puñado de horas para sobrevivir. Trabajar de temporada, bajo mi punto de vista, ya no es lo que era. La temporada cada vez es más corta y se concentra en muy pocos meses, con lo que has de hacer mil horas para sobrevivir. Y creo que esto ya debe pasar en muy pocos sitios.
El rango puede ir entre los 5 € y los 12€. Puedes encontrar escuelas donde realmente sí que se valore, aunque solo se refleje en el sueldo/hora, el trabajo que ejercemos. El problema que hay, generalmente, es que son las escuelas de temporada o por lo menos con las que no te puedes ganar la vida todo el año. Por otro lado, encontramos las que incluso siendo trabajo de temporada, el sueldo es bajo. (Entiendo un sueldo bajo por debajo de los 10 €). Y como guindilla final, encontramos los sitios, donde el sueldo es bajo pero trabajas todo el año. Es acojonante.
El otro punto son los contratos y las condiciones laborales. Es impresionante como los empresarios del sector, con el argumento de no saber exactamente las horas que te van a poder dar, juegan contigo. Tenemos contratos de obra y servicio que empiezan y acaban el mismo año con jornadas declaradas tiradas a la baja. ¿Resultado? Te tienen pillado por lo huevos. Tú necesitas trabajar. Necesitas pagar un piso, comida, servicios, transporte,… necesitas vivir. Con lo cual, si te gusta lo que haces y a nosotros nos apasiona, no tienes más remedio que  vivir con lo que hay.
Por otro lado, el empresario/a, no te valora por los conocimientos que tienes. No valora que tenemos que tener 4 titulaciones + la licencia (80 euros que salen de mi bolsillo, paradójicamente, tengo que pagar para trabajar).  No valora como resuelves los problemas que tienes en la mar, un día con 20 kn, olas del través y en el barco, niños de 7 años, fliiiiiipando con lo que corre el barco. No valoran la gran responsabilidad que tenemos cuando salimos al mar con un grupo de 6 adultos que no tienen ni idea de navegar. No valoran las peripecias que tenemos que hacer para trabajar en las condiciones en las que lo hacemos.

¿Sabéis de donde viene el verdadero problema? La realidad es que los instructores/as, si quisiéramos, nos podríamos organizar, crear una asociación que luchara por nuestros derechos. Una asociación que luchara por un convenio digno. (Trabajamos bajo el mismo convenio que los socorristas). Y a muy malas, una asociación que organizara manifestaciones delante de los centros y escuelas para hacernos ver. El gran problema que tenemos, es que como trabajamos en un sector que socialmente esta visto como un deporte de dinero, la gente, en general, asume que nosotros o venimos de una buena familia o ganamos mucho. Ni uno ni el otro. Tenemos que hacernos más visibles, exponer a la sociedad cual es nuestra situación y empezar a ejercer presión.  Realmente, la gran ventaja, es que los técnicos/as de vela no nos acabamos de creer el gran poder que tenemos. Si un día, todos los trabajadores de un club, deciden hacer vaga, ¿quién sale perdiendo? El empresario o director del centro que se queda con los cojones en el aire. ¿Qué llama a los instructores/as que tiene en reserva? No problem my friend, estaremos esperando en la puerta del trabajo para evitar que entre alguien. 
Pol Quintana Aguilera para Sailing Roots
CBTF (Canting Ballast Twin Foil), DOS TIMONES

CBTF (Canting Ballast Twin Foil), DOS TIMONES

Esta semana y siguiendo con la serie de posts más técnicos, os quiero presentar los Canting Ballast Twin Foils o CBTF. Un invento nuevo que seguro revolucionará la vela.
Pensado para circuitos de boyas pero diseñado para cualquier tipo de embarcación a vela, el CBTF está pensado para redefinir la relación entre la quilla y el timón. Después de décadas de evolución en el mundo del diseño náutico, la empresa CBTF Technology se ha propuesto mejorar las maniobras con este sistema que dicho de manera rápida, se trata de incorporar dos timones, uno en proa y el otro en popa.

La relación entre timón/quilla, es una relación proporcional entre la maniobrabilidad que proporciona uno y la estabilidad del otro. Todos sabemos que para poder tener control con el timón, un velero necesita una velocidad mínima, con lo que el manejo del timón, se ha convertido en un arte y en una forma de navegar. Por el contrario, las quillas están sufriendo des de hace ya casi 30 años una evolución a quillas pivotantes para mejorar el rendimiento del aparejo firme del barco y las escoras.
El  CBTF, plantea un concepto de navegación completamente distinto. Los dos timones o foils tienen un ángulo de giro para proporcionar la maniobrabilidad del barco. Al disponer de dos timones, la forma de navegar es completamente distinta, ya que al contrario que el resto de embarcaciones, ya no es la popa del barco la que maneja y en la que tenemos más control del barco. Con este sistema, tanto el timón de proa como el de popa, proporcionan ángulo de giro, con lo que las maniobras pueden realizarse mucho más rápido. Otra ventaja es que se gana en estabilidad y en control, puesto que la pérdida de control ya no depende solo de un único elemento sino de dos. Además, al estar situados más en el centro de la embarcación, la largarie de los dos foils no necesita ser tanto como el de los timones convencionales, con lo que se gana maniobra, control y menos fricción.

¿Cuáles son las ventajas de este sistema? Los foils están situados en las zonas de altas presiones del casco, con aumentan la eficiencia bajo el agua y además reducen la resistencia general de la embarcación a las olas. Esto hace que las embarcaciones con este sistema mejoren en rendimiento, maniobras y velocidad.

A modo de reflexión personal, falta ver la aceptación que tendrá este nuevo sistema, ya que puede que mejore el rendimiento y la navegación, pero falta ver la parte económica. Teniendo una embarcación con timón, ¿Cuánto costaría instalar este sistema? Creo que la única solución es que se popularice, algún fabricante de veleros compre la patente y empiecen a fabricar barcos en serie. Si no, veo complicado que la clase media podamos llegar a navegar con este sistema. Quien sabe.
Pol Quintana para Sailing Roots
DSS, EL PRESENTE DE LA VELA

DSS, EL PRESENTE DE LA VELA

En 1977 nació una de las regatas oceánicas que pasará a la historia por ser la base de la vela profesional de grandes distancias y en solitario: La Mini Transat. Con ella, empezaron a aparecer las innovaciones que poco a poco se van implantando en la vela convencional o de usuario.

En 1979, aparecen los primeros cascos planos y los depósitos de lastre. Todo ello, inventado y diseñado para grandes regatas.

En 1985, Yves Parlier, fabricó el primer mástil de carbono y de eso casi hace ya 30 años.

En 1991, Desjoyeaux, inventa la quilla pivotante que diseña especialmente para la Mini Transat. A la vez, aparecen las orzas anti deriva para cruceros, puesto que la quilla, al desplazarse hacia barlovento, queda inutilizada como elemento anti-deriva y pasa a formar parte del desplazamiento de peso a barlovento para la estabilidad del velero. Hecho que permitió la incorporación de velas más grandes, puesto que se podía soportar escoras menores gracias a las quillas basculantes.

Y en 2011, David Raison, inventa el Mini con proa redonda, en base al carácter planeador de los Minis y barcos diseñados para correr grandes distancias en el menor tiempo.

Siempre he sido un enamorado de los Minis y cada vez tengo más claro que en un futuro, acabaré formando parte de ese grupo de gente que sin pretensiones de llegar a nivel profesional, ha hecho alguna vez la Mini Transat. La clase Mini, por sus reducidas dimensiones, aporta el escenario perfecto para saber, que es lo que se siente al navegar grandes distancias en un velero de 6.5 metros y las limitaciones que tanto el barco como tú tienes. Además, es el diseño perfecto para poder investigar y probar nuevos componentes, materiales y diseños, puesto que los costes son de lo más reducido que hay si comparamos con otros proyectos náuticos. La gracia, es que lo que después vemos en un IMOCA o en un VO70, primero se ha experimentado en un Mini.

¿Es verdad mi última afirmación?

Realmente no. Sería muy corto de miras por mi parte pensar que todo sale de un Mini. La verdad es que muchas de las aplicaciones que vemos ahora en veleros de competición y en veleros de recreo, proviene de la clase Mini, pero no todo.

Un ejemplo y es básicamente el propósito de este post, son los llamados Dynamic Stability System.


En este caso, el invento  nació en la vela ligera pero para ser aplicado en grandes veleros. La idea es simple. Utilizando la fuerza de la gravedad, se han inventado una orza transversal al velero que cuando el barco escora por la fuerza del viento, esta orza se desplaza a sotavento. ¿pa’ que? Pues muy simple, la orza o foil, al deslizarse por la parte de sotavento, lo que genera es fuerza de sustentación y ayuda al velero en su estabilidad y en la escora. Lo que ha permitido ganar en velocidad y control del velero. (De todos modos, os invito a visitar la web de este invento y que trasteéis un poco  en sus entrañas). La gran ventaja, sobretodo, ha sido para los veleros con quillas pivotantes, puesto que este foil, sumado a las orzas anti deriva, han ayudado a esta estabilidad negativa que tienen los veleros con quilla basculante.


Con este invento, fruto de la ingeniería de última generación, están convirtiendo los veleros en artilugios al servicio de millonarios pero a la vez, creo que hay tantas cosas que no sabemos de lo que pasa debajo del mar en un velero, que cada vez más vemos como las obras muertas se parecen más a cuerpos hundidos mutilados, con agujeros y apéndices que les salen por todos lados. Cuando veo el casco del Wild Oaks (velero australiano vencedor de la última edición de la Sydney – Hobart), flipo! Lleva: Orza pequeña en proa, quilla basculante, orzas anti deriva y los Canting Foils. Un frankenstein.

La verdad, me parece impresionante lo que genera el agua debajo de un velero. Cuando sales a navegar en vela ligera, no te das cuenta de las de cosas que puedes mejorar en un barco. Pero te das cuenta que con una sola orza, un timón y una vela, también se puede navegar.

Animo a todos y todas las amantes de la vela que por encima de todo: NAVEGEN!

Navegar, es lo mejor que nos ha podido pasar. Lo hacemos des de hace miles de años y no podemos permitirnos el lujo de dejar de hacerlo. Es como volver a nuestras raíces.

VIVA EL MAR! VIVA LA VIDA!

Pol Quintana para Sailing Roots


UN SUEÑO MARINERO

UN SUEÑO MARINERO

El otro día desperté con la sensación de haber estado días navegando. Era esa sensación de bienestar y cansancio que se mezclan y notas en el cuerpo. Las manos te duelen de tantas horas cazando, estibando y trimando velas, las piernas las notas pesadas de tanto aguantar ola tras ola. Pantocazo tras pantocazo. Es una sensación que hasta que no paras un momento, tu cuerpo no es consciente de ella. Como cuando tocas tierra después de días en el mar. Te sientes extraño. La cara te duele por la mezcla de sol y agua salada. Las partes del cuerpo que te quedan al descubierto se resecan por la sal y los cristales formados en tu piel, te duelen al secartelos con las manos ásperas. La mente se te ha cansado. Estás agotado física y psicológicamente. ¡Necesitas dormir! Pero no puedes. Te toca guardia. El mar no deja de pegaros por la aleta de estribor y cada ola que corremos, nos impulsa a planear. Es impensable dormir…. De repente, traslucha la vela sin querer. No entiendes que ocurre. Pero has de moverte porqué se te ha enganchado la mayor con la burda que tenias cazada y te estas llenando de agua por momentos. La mayor ya esta en el agua. Es imposible dormir con lo litros que tienes que achicar. El spi se te ha roto. No tienes vela para esta combinación de viento y ola. Que jodido es todo.

Al despertar con esta grata y a la vez incómoda sensación, no puedo evitar pensar en los marineros que en los siglos pasados navegaban meses y meses sin descanso, pasando temporal tras temporal y luchando contra enfermedades. No puedo dejar de pensar como ha evolucionado y cambiado la forma con la que los humanos nos relacionamos con el mar. Nos hemos inventado tejidos que nos aíslan de las condiciones extremas, hemos inventado materiales más resistentes y duraderos, hemos invertido en nuevos diseños en función de las necesidades (planeadores, ceñidores, casas flotantes, mansiones, amantes de lo clásico…). 
Lo curioso, sorprendente y a la vez apasionante, es que podemos investigar, aprender, diseñar o calcular todo lo que queramos, que al mar nunca le vamos a ganar!

Quien navega, sabe que cada día puede ser una aventura y que por la misma razón, cada vez que nos subimos a un barco tenemos que vivirlo como si fuese la última vez. Es la única manera de apreciar y absorber lo que en cada momento nos ofrecen la navegación y el mar!

Esto ha empezado como un sueño pero quiero acabarlo como un acto de fe. Mi fe en el mar, en mi y, en parte, en la suerte. Puesto que en el mar, hay que saber lo que se hace, hay que saber cuales son nuestras limitaciones y aceptarlas. Pero también hay que tener miedo y respeto al océano pues es la única manera de temerlo y respetarle como se merece!

Let’s Go Sailing

Pol Quintana para Sailing Roots

PD: Que sensación ha de generar un pinchada de esta manera.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies