¿COMPARTIMOS VELERO?

¿COMPARTIMOS VELERO?

Hace unas semanas, acudí a la conferencia de nautal.esen el marco del Social Media Week que se celebró en Barcelona. Me pareció interesante ir y escuchar lo que tenían que decirnos estos cuatro emprendedores que desde hace poco menos de un año se han embarcado en esta aventura. Al principio fui con la perspectiva de escuchar cómo se estaban moviendo en las redes sociales y cómo se posicionaban en Internet. Pero resultó ser una presentación simple y llana de la empresa.

Básicamente y para ponernos a tono, se trata de una empresa que rebuscando en la legislación española, han encontrado el modo de hacer que los armadores privados que no utilizan mucho sus embarcaciones, tengan la posibilidad de alquilarlas. Echadle un vistazo a la web nautal.es. Realmente hay que decir que no han sido los primeros en tener la idea. Es una práctica que ya hace años que se lleva haciendo, pero la particularidad de esta gente es que lo han hecho desde una base bastante más contemporánea. Se basan en el concepto del consumo colaborativo (si queréis saber un poco más visitad la web consumocolaborativo.como en sostenible.cat) que es básicamente lo que el reto de los mortales llamamos compartir.

Consumo Colaborativo

Realmente la idea es buena. Han ido a parar con el gran problema que tiene la náutica de recreo y es que los armadores, aquellos que se lo pueden permitir, o en su día se lo pudieron permitir, solo salen de media 20 días al año con su barco. ¿Cuáles son los inconvenientes? El gran problema es que no es tan fácil. Tienes que pasar el barco a lista 6ª, pasar inspecciones y declarar los ingresos, puesto que el barco pasa a ser con fines lucrativos. ¿Cuáles son los puntos positivos? El armador, si se lo monta bien, puede rentabilizar el amarre y mantenimiento, sacarse un beneficio y además, como el barco ya había estado en lista 7ª, sacarlo él como armador.


Para mí, el punto a criticar, es una cuestión de base. O de cultura, como se le quiera llamar. Está bien que la gente al no utilizar su embarcación quiera sacarle un rendimiento y si tienes un poco de cariño al mar y la vela, permites que tu barco, sea utilizado por otros. Pero esta es la situación en la que nos encontramos. ¿Por qué estamos en esta situación? ¿Cómo puede ser que si te paseas un domingo (por irme al caso del típico dominguero) por un puerto de la costa española, ves cuatro veleros en el mar y el resto, la gran mayoría, en puerto? Nuestro problema, el de la cultura española y latina, es que pensamos que somos dioses. Creemos en esa época en la que éramos un imperio y se nos ha inculcado durante generaciones. Pero la realidad no es esta. La realidad de los últimos 30 años, es que somos un país del sur, con una economía del sur, viviendo en un oasis de opulencia. Creemos que por estar en Europa, somos iguales a los alemanes y que vamos a vivir siempre de la misma manera. Pero si algo nos ha enseñado esta crisis económico-social y de valores, es que no es oro todo lo que reluce.

Entonces, ¿qué tiene que ver todo esto con los barcos? El hecho es que tener un barco (y hablo de un velero) no es gratis ni barato. Los puertos están llenos de veleros que el propietario/a ya no puede mantener. Entonces, sale una empresa que intenta darles salida. Bien; pero ¿qué consecuencias puede tener? Si esta idea triunfa y se hace tan accesible alquilar tu velero, los precios van a empezar a bajar. Es la ley de la oferta y la demanda. Además, va a afectar a las empresas del sector que intentan sobrevivir con el alquiler de sus embarcaciones. Y al final, lo que va a pasar es que se puede llegar a reventar un mercado. En parte no me parece mal, pero creo que no es sostenible. No sé qué previsión tienen en cuanto al volumen de negocio pero comentaron de exportar el producto a Sudamérica, con lo que entiendo que las previsiones son buenas.
¿Qué creo que tendría que pasar? Solucionar el problema de usabilidad y el mercado de veleros es muy difícil. Hay un cuestión de base y es que si no te puedes permitir un velero, pues no te lo compres. Es una opinión. Que lo hagan 3 personas, vale. Pero cuando tenemos el parque que tenemos, es que no solo han sido 3 y que, al final, la consecuencia es que los puertos están llenos y nadie sale a navegar. Hay un problema de legislación. Somos un país donde necesitas sacarte una titulación para poder alquilar/comprar un velero. Pero las prácticas necesarias para tener el PER son de broma. No se hace hincapié desde el gobierno para cambiar la cultura de la titulitis y además, las empresas de títulos náuticos, tampoco están por la labor. Es su negocio. Tendríamos que cambiar a un modelo más racional, como en Francia. No hace falta un titulo, hacen falta conocimientos y más sentido común.

La titulits, junto a lo antes explicado, creo que nos ha llevado a la situación actual. No puede ser que la gente se saque el PER y crea que lo sabe todo. O más bien, saben que no lo saben todo, se compran un velero y a la que soplan más de 10 kn ya no saben qué hacer. Por eso no salen. Si a eso le sumas que no se lo pueden permitir, el resultado es lo que tenemos hoy en día. Puertos llenos y nadie navegando.
¿Moraleja? No te compres un  barco, alquílalo en Nautal! J
Pol Quintana para SailingRoots
Comiéndose el mundo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies