Barcelona World Race: ¿3 ediciones más?

Barcelona World Race: ¿3 ediciones más?

Ayer se hizo público el nuevo acuerdo entre la FNOB y la IMOCA (de la mano de Andor Serra y Jean Kerhoas) que “asegura” la regata oceánica en la ciudad condal por 3 ediciones más. La verdad es que es una gran noticia, ya que por lo menos, se han firmado 3 ediciones de golpe y no una a una como en las tres ediciones anteriores de esta regata. Realmente significa que la regata se ha consolidado dentro del calendario oceánico, por lo menos en lo que a organizaciones se refiere. Como ya he desgranado en un post anterior, creo que dentro de los skippers de la clase, todavía no. 
Con ello, lo que me temo es que este anuncio, en el fondo, no tiene la importancia que parece. O por lo menos, de momento, no me pongo a saltar de alegría. (La verdad sería una gran sorpresa y alegría poder disfrutar de este evento durante 12 años más). El problema que veo o los argumentos en contra de esta noticia siguen siendo los mismos que ya he planteado en el post Barcelona World Race: El futuro. Esta regata hay que entenderla en su totalidad, como todas las cosas humanas y hay que tener claro que si queremos tener una de las mejores regatas oceánicas del mundo y la queremos en Barcelona, hay que hacer todo un trabajo de sensibilizar y llegar a la gente de esta ciudad.
La verdad es que des de hace 5 años me dedico y vivo del mundo de la vela. La cosa tiene gracia, ya que en Barcelona, hay poca gente que pueda decir lo mismo. Básicamente porqué el volumen de trabajo que hay en la ciudad dedicado a la vela es bastante reducido. Lo curioso es que Barcelona y los barceloneses y barcelonesas solo disfrutan del mar en verano (y si realmente los que vemos en las playas son autóctonos, algo que en su mayoría, dudo) y no tienen ni idea que por ejemplo tienen uno de los centros dedicados a la enseñanza de la vela más grandes de este país. Tenemos un puerto construido única y exclusivamente para la vela, ya que se construyó para los juegos olímpicos con este fin. Y es que Barcelona, si no fuera por el mar, no sería Barcelona.
Creo que si la FNOB no acaba cerrando (que ya suenen algunas flautas) y el proyecto de la Barcelona World Race sigue vivo y en pié, los esfuerzos hay que centrarlos en buscar una patrocinador principal, que de nombre a la regata (sé que no es fácil y que escribirlo no es lo mismo que hacerlo). En segundo lugar, el proyecto educativo que la FNOB potencia durante la regata, hay que alargarlo durante todo el año para poder ir haciendo pedagogía. No podemos intentar tirar hacia adelante este proyecto solo los meses de regata. 

Lo siento, pero yo sí que intento vivir de cara al mar pero con los pies en la tierra….
Pol Quintana para Sailing Roots 
Barcelona World Race. El Futuro

Barcelona World Race. El Futuro

Si vemos un poco la evolución de esta regata, podemos ver que solo viendo los veleros que han ido participando, se establece una historia. 9 en la primera, 14 en la segunda y 8 en la tercera. Como podemos ver, la relación no es negativa sino que se dibuja un pico. La primera edición fue la primera, no esperas tener un número elevado de participantes, sino dar a conocer la regata y esperar que esta se establezca en el circuito mundial de IMOCA. Pero es en la segunda edición y en la tercera, donde esta cifra realmente cobra sentido. La segunda edición fue una burrada en todo. En los equipos, en el nivel de los skippers y en la organización. Se notaba que la primera edición animó a los regatistas y a los patrocinadores a invertir en una regata de este tipo. No hemos de olvidar que se trata de una de las regatas a vela más duras. Lo más parecido a la Vendée Globe. Con lo que esta situación da que la edición del 2010, fue una pasada para el mundo de la vela. Pero en esta tercera edición, las cosas se han deshinchado.  Seguro que ha tenido que ver todo el movimiento política y de interesas (solo hace falta ver cuáles son sus patrones: Ajuntament de Barcelona, Port de Barcelona, Cambra de Comerç de Barcelona y Fira de Barcelona) pero puede que sea más importante el papel que ha jugado el fundador, Andor Serra, ya que se rumorea que va a dejar la dirección de la regata y de FNOB, fundación creada para crear la BWR. Pensar que él es quien idea y funda esta locura. Lo que pasa es que se plantea el hecho de que si Andor deja el cargo, la FNOB caerá con él. Veremos lo que realmente acaba pasando. (Entrevista a Andor Serra)
Por otro lado están los patrocinadores, ya que hay que tener en cuenta que una regata de este tipo, sin patrocinadores no va a ningún lado. Solo hace falta comparar el villaje de la regata del 2010 y la del 2014. La verdad es que este año hemos podido ver (y se ve a simple vista) que algo ha pasado. No solo hemos pasado de 14 a 8 equipos, sino que no hemos tenido villaje.  Los patrocinadores son una base para este tipo de eventos y más si tenemos en cuenta este caso particular. Y aquí es a donde quería llegar. Para que en una regata de este tipo, una empresa  invierta, ha de tener una repercusión mediática (1) pero también ha de tener un beneficio económico directo (2). Pues este año, ni una ni la otra. (1) La repercusión mediática de la regata ha sido básicamente nula. En los medios de este país, se habla más de los colores de las botas de fútbol de Messi, antes que de la importancia que tiene una regata como esta y lo que realmente representa para las personas que toman parte en ella. (2) El beneficio económico directo para una empresa viene dado por la formula fiscal de la FNOB, ya que como bien dice su nombre, se trata de una Fundación. El dinero invertido por una empresa, desgrava. Según la ley estatal de fundaciones, una persona física, por una donación se puede llegar a desgravar un 25% de lo donado en la declaración de la renda y una empresa un 35% de lo donado en el impuesto de sociedades. El problema que veo, es que esta edición puede haber llegado en un momento en el que encontrar patrocinadores tampoco ha sido fácil por la coyuntura económica.
A parte de todo esto, el futuro de la BWR tiene que ver con el mundo de la vela y la relación que tiene con la sociedad. La verdad es que me hace feliz poder ver en mi ciudad natal la salida de una regata así o poder pasear por la ciudad y encontrarme carteles de la regata. Esto pone el mundo de la vela en la ciudad y poco a poca va entrando en las mentes de los barceloneses/as. Esta sería una forma de verlo racional des del marketing, pero la realidad es otra. La realidad es que este país no es un país marinero y si me fijo más en un entorno local, la ciudad en la que vivo y por lo grande que es, lo es menos. No tenemos cultura náutica y vivimos de espaldas al mar. Solo hace falta ver las imágenes de la salida de esta pasada edición, donde se podían ver centenares de embarcaciones (lo cual está muy bien) pero si nos fijamos en las llegadas, la cosa da pena. Muy pocas embarcaciones para las que se vieron la salida. Podríamos decir que la gente se llena la boca pero al final, por la boca muere el pez.
Foto del día de la salida, 31/12/2014

Falta que las instituciones, los patrones de la regata, se fijen en lo que realmente hace que la gente en otros países ame este deporte. Lo que nos falta, a mi modo de ver, es hacer que la vela sea más accesible y que des de pequeños, nos involucren en el mar. Hace falta acercar este medio y todo lo que conlleva a la gente. Ya lo expusimos en un artículo hace meses, pero es que Barcelona, vive de espaldas al mar. Por otro lado, no puede ser que cada año se titulen 25.000 personas en todo el estado español del PER y que después el parque de embarcaciones sea de 200.000 (fuente: Exposición deNautal.es en el marco de la Social Media Week 2014). Estas cifras muestran que algo pasa con el mar. ¿Cómo puede ser que tengamos tanta gente con titulitis pero que después, en enero, naveguemos siempre los mismos? La respuesta siempre es la misma. Nos falta cultura marinera.
A todo esto, juegan un papel muy importante los medios de comunicación. Como cuarto poder que son, influyen diariamente en lo que la ciudadanía va a consumir y en el tipo de información que recibimos. No podemos creer que una regata como la Barcelona World Race vaya a ser un éxito si ha de ser la propia organización la que se encargue de la difusión. No es un medio generalista ni un medio público. No tiene el poder ni la influencia para hacer de la vela oceánica un tema recurrente en las personas de la ciudad o del país. Necesitamos que los medios públicos se mojen por este deporte pero es que lo que hace falta es que realmente se entienda lo que realmente significa participar en una regata como esta.
No quiero enviar un mensaje negativo pero es que creo que la situación de este deporte es bastante pésima. Si queremos que el mar entre en las casas de las personas, primero hemos de hacerlo accesible como lo es el fútbol. Esta situación se puede conseguir con tiempo y dinero, evidentemente, pero lo que primero hace falta es voluntad.
Dicho esto, Let’s Go Sailing.

Pol Quintana para Sailing Roots.
Barcelona World Race: El Anticiclón de Santa Elena

Barcelona World Race: El Anticiclón de Santa Elena

Como ya es sabido, la navegación oceánica en vuelta al mundo de oeste a este es la opción más “fácil” por la circulación de las masa de vientos, sobretodo en el hemisferio sur, donde trascurre el 80% de la regata. Además, es curioso que todas las regatas a nivel profesional de este estilo siempre hacen la navegación en el mismo sentido.

¿Pero eso por qué? Básicamente (y daría para un post entero), el diseño de las embarcaciones que navegan en este tipo de regatas, ha ido evolucionando hacia la velocidad. En definitiva, de lo que se trata es de ser el más rápido, con lo que diseñar los veleros para navegar en vientos portantes, cumple esta  máxima. También, creo, tiene que ver que navegar en rumbos abiertos nos da la posibilidad de navegar con más superficie velica pero, a la vez, el velero no sufre tanto como en la navegación de ceñida. Solo falta ver y analizar, como el Hugo Boss desarboló. Las partes más sensibles son los palos y las partes que lo sostienen no llegan a medir más de 3 centímetros. (Si bien es verdad que en la navegación con IMOCA, siempre se intenta llevar 2 velas en proa montadas para tener 2 puntos de apoyo del palo). Con todo esto, el diseño con la popa desproporcionada como la conocemos, tiene sentido.

¿Que tiene que ver todo esto con el anticiclón de Santa Elena? Pues en realidad todo. El punto no es tanto el anticiclón en si, sino el sentido en el que soplan los vientos. En el hemisferio sur, los anticiclones giran en sentido anti-horario, con lo cual, para bajar hacia el sur, primero hay que ganar oeste. Y es lo que han hecho los IMOCAs. La gracia de esta edición es la geometría de este anticiclón.

Como vimos en posts anteriores, el grado oeste por el que los veleros tenían que pasar el ecuador se fijó entre el 25 y el 30. No solo lo interesante para reducir el tiempo en las calmas ecuatoriales, sino para poder atacar el anticiclón más o menos al oeste. Como hemos visto, las estrategias han sido 2. O pasar cerca de la costa brasileña como han hecho 7 de los 8 equipos o atajar y intentar navegar más al este intentando navegar menos millas y esperar la obertura de una ventana de viento en el centro de presiones altas, que fue la opción que tomó el Renault Captur.

Realmente ha sido una bajada bastante monótona, tal y como cuentan los skippers. Días y días amurados a la misma banda y corriendo de largo hacia el sur. Realmente la parte interesante de la regata y donde podremos ver las imágenes más impactantes será en los mares del sur. Ahora ya han entrado en la zona de los 40 rugientes y de lo que se trata es de ir empalmando depresión tras depresión para correr al máximo.

Esperamos una navegada del Índico espectacular y sin ningún abandono.

Pol Quintana para Sailing Roots

UN SUEÑO MARINERO

UN SUEÑO MARINERO

El otro día desperté con la sensación de haber estado días navegando. Era esa sensación de bienestar y cansancio que se mezclan y notas en el cuerpo. Las manos te duelen de tantas horas cazando, estibando y trimando velas, las piernas las notas pesadas de tanto aguantar ola tras ola. Pantocazo tras pantocazo. Es una sensación que hasta que no paras un momento, tu cuerpo no es consciente de ella. Como cuando tocas tierra después de días en el mar. Te sientes extraño. La cara te duele por la mezcla de sol y agua salada. Las partes del cuerpo que te quedan al descubierto se resecan por la sal y los cristales formados en tu piel, te duelen al secartelos con las manos ásperas. La mente se te ha cansado. Estás agotado física y psicológicamente. ¡Necesitas dormir! Pero no puedes. Te toca guardia. El mar no deja de pegaros por la aleta de estribor y cada ola que corremos, nos impulsa a planear. Es impensable dormir…. De repente, traslucha la vela sin querer. No entiendes que ocurre. Pero has de moverte porqué se te ha enganchado la mayor con la burda que tenias cazada y te estas llenando de agua por momentos. La mayor ya esta en el agua. Es imposible dormir con lo litros que tienes que achicar. El spi se te ha roto. No tienes vela para esta combinación de viento y ola. Que jodido es todo.

Al despertar con esta grata y a la vez incómoda sensación, no puedo evitar pensar en los marineros que en los siglos pasados navegaban meses y meses sin descanso, pasando temporal tras temporal y luchando contra enfermedades. No puedo dejar de pensar como ha evolucionado y cambiado la forma con la que los humanos nos relacionamos con el mar. Nos hemos inventado tejidos que nos aíslan de las condiciones extremas, hemos inventado materiales más resistentes y duraderos, hemos invertido en nuevos diseños en función de las necesidades (planeadores, ceñidores, casas flotantes, mansiones, amantes de lo clásico…). 
Lo curioso, sorprendente y a la vez apasionante, es que podemos investigar, aprender, diseñar o calcular todo lo que queramos, que al mar nunca le vamos a ganar!

Quien navega, sabe que cada día puede ser una aventura y que por la misma razón, cada vez que nos subimos a un barco tenemos que vivirlo como si fuese la última vez. Es la única manera de apreciar y absorber lo que en cada momento nos ofrecen la navegación y el mar!

Esto ha empezado como un sueño pero quiero acabarlo como un acto de fe. Mi fe en el mar, en mi y, en parte, en la suerte. Puesto que en el mar, hay que saber lo que se hace, hay que saber cuales son nuestras limitaciones y aceptarlas. Pero también hay que tener miedo y respeto al océano pues es la única manera de temerlo y respetarle como se merece!

Let’s Go Sailing

Pol Quintana para Sailing Roots

PD: Que sensación ha de generar un pinchada de esta manera.

Patinando por el Mar

Patinando por el Mar

PATINANDO POR EL MAR                            Mediterráneo, abril 2014
 
Es el primer barco de vela ligera del que tengo recuerdo…. la playa de Castelldefels donde veraneaba con mi abuelo estaba llena de “Patins”… Me quedaba pasmado los días de viento al ver como varaban los barcos que entraban surcando las olas, atravesando la rompiente y como luego subían varios metros por la arena de la playa…. Me fascinaba verlos navegar sobre un casco…
Con el paso e los años acabé conociendo a algunos de esos navegantes y conseguí que me sacaran a navegar en esas máquinas alucinantes…. un catamarán de madera, una sola vela y sin timón… era mágico!!!
Probé el windsurf y me enganchó, navegaba siempre que podía… pero si algún “patinaire” me brindaba la posibilidad de hacer unos bordos en patín, no lo dudaba ni un instante.
Pasaron los años, y estuve una buena temporada sin navegar apenas… pero las cosas del querer son así y acabé metido de lleno en el tema de la navegación a vela. Me he pasado muchos años navegando en muchos tipos de barcos diferentes pero nunca he olvidado esas primeras sensaciones a bordo de un patín.
Es magia pura, las sensaciones a bordo del patín, su comportamiento, su velocidad, el contacto tan directo con agua y viento, es una experiencia única y muy recomendable.
Es lo más básico, casi primitivo… navegar sin timón ni orza y con mucho trapo… una maravilla!

Número de tripulantes 1
Eslora 560 cm
Manga 160 cm
Peso mínimo 98 Kg
Superficie Vélica 12,60 m2
Patín de vela, también conocido como patín catalán, es una clase monotipo de embarcaciónde vela ligerade un solo tripulante. Su símbolo es una mezcla de delfín y de pez espada y quiere expresar su agilidad y rapidez dentro del mar.Caracterizada por ser un catamarán de una sola velade tipo marconi sin sables, más parecido a un génova que a una mayor, sin botavaray la peculiaridad de ser el único en el mundo sin timónni orza. El gobierno de la embarcación se realiza con el movimiento y reparto del peso del propio patrón a lo largo y ancho de la cubierta del barco, y con la escota, cazando o amollando la vela. Está especialmente diseñado para varar en la playa.
Diseñado por los hermanos catalanes Mongé en 1942 es el desarrollo formal y avanzado de un artilugio que nació en las playas de Badalonaa principios de siglo. En principio no tenía vela y la propulsión se realizaba a remo, pero era rudimentario y pesado.






Con posterioridad se le añadió la vela. Finalmente los definitivos creadores de la clase lo aligeraron y añadieron la barraescota de acero conformando la embarcación exactamente como la conocemos ahora.


Su estructura es de madera, aunque también se fabrican algunas unidades en fibra de vidrio. Está formada por dos cascos o flotadores que cumplen la función de planos antideriva. Los cascos están unidos entre sí por la cubierta, compuesta de cinco bancadas independientes que aportan rigidez al conjunto y sirven de soporte al aparejo, así como de apoyo al propio patrón.
Arbola un sólo mástil de aluminio cuya inclinación y rigidez pueden ser variados durante la navegación mediante los estayes,burdas practicables y un aparejo conocido como flexor respectivamente. Apareja una vela triangular manejada mediante una escota que desliza libremente sobre la barraescota de acero instalada totalmente a popa de la embarcación.


El punto de cazado de los cabos de la maniobra suele situarse entre dos de las bancadas 3ª a 5ª en una batería de mecanismos llamada “piano”. Además de los cabos que accionan estayesburdas y flexor, también se cazan en él: cunningham , que tensa la vela a lo largo del mástil, y otro cabo cuyo accionamiento da forma a una zona del pujamen de la vela conocido como “cola de pato“, cuyo cazado o largado varía ligera pero apreciablemente la profundidad de la vela.










En 1968, Antonio Soler, fabricante badalonés de patines, crea el patín de vela junior para los niños y adolescentes.
Hoy en día es una disciplina que va en aumento y que se está extendiendo lentamente por el litoral catalán, donde hay varios clubs que promocionan y apoyan una Liga muy interesante.

Es una embarcación perfecta para iniciarse, y sin lugar a dudas la mejor para entender los principios básicos de la navegación a vela, ya que permite sentir las reacciones del barco respecto al viento y al Mar de una forma directa e inmediata. Además es una barco en el que te mueves constantemente para maniobrar, lo cual, lo hace aún más divertido.


Os recomiendo encarecidamente navegar en uno…. y luego me contáis…
Ferran Martínez para Sailing Roots

BARCELONA, DE ESPALDAS AL MAR

BARCELONA, DE ESPALDAS AL MAR

4 km de playas, 3 puertos deportivos, una oferta cada vez mayor de escuelas de navegación y actividades de ocio en el mar, 1.700.000 ciudadanos y unos 10.000.000 de turistas anuales y aun así creo que no ser en único en pensar que Barcelona vive de espaldas al mar.

Un proyecto que afecta al puerto más céntrico de la ciudad para convertirlo en lugar de peregrinación de los grandes magnates del planeta y sus megayates.

Escuelas y clubs de vela ligera que hasta día de hoy se mantienen capeando el temporal sin llegar ni de lejos a acercarse a lo que podrían llegar a ser con una gestión eficaz y adaptada al perfil económico de la ciudad donde se encuentran.

Una cofradía de pescadores que después de años sin ser apoyados ni escuchados por la administración pública se han visto obligados a inventar un nuevo concepto: el pescaturismo, actividad destinada a los bolsillos más llenos y a un tipo de turista muy pudiente.

Un puerto de nueva creación al que no se le ha sabido darle vida, y en el que finalmente se ha apostado por la creación de una 
macrodiscoteca que seguro que acerca a gente al mar pero en un estado que quizá no es el más adecuado.

¿Es este el rumbo más adecuado?

En mi opinión no se puede hacer peor.

Des de este artículo y por la suerte que tengo de tener unos lazos estrechos con el mar, pretendo aportar un pequeño grano de arena a una reivindicación que creo acallada.

La importancia de facilitar el acercamiento al mar de todo el tejido urbano de la ciudad, que los estudiantes de todos los barrios de Barcelona puedan acceder a una infinidad de actividades con un valor añadido de trabajo en equipo, respeto por el medio, etc.

Facilitar la posibilidad de entrar en un mundo que tanto nos aporta a los que ya lo hemos descubierto.

En los años que llevo dedicados a la enseñanza de la navegación y todo lo que la envuelve he visto dejarlo a gente con tantísimo talento para transmitir sus conocimientos, que es inevitable pensar que las cosas se están haciendo muy mal.

Desde octubre a Marzo hay un parón en la ciudad, la actividad marítima de ocio queda congelada, ¿como se trabaja para llenar este vacío?

Este panorama es como un virus, como el sector esta jodido, las trabajadoras y trabajadores cada vez están mas desmotivad@s y esto acaba afectando directamente a toda la gente que se introduce en un mundo en que el primer contacto es clave para acabar completamente enganchado.
Todo esto, y mucho más nos han ido llevando a una situación bastante desalentadora pero está en nuestras manos en las de los que tratamos de vivir de esto empezar el cambio.
Y una buena forma de empezar este cambio es poniendo cuerpo y alma en nuestro día a día, con cada uno de nuestros alumn@s, tratando de transmitir nuestra pasión buscando la motivación en el agua, en las olas y en el viento y no escudándonos en toda la mierda que nos rodea.
A los que tenemos parte de nuestras raíces en el mar.
El cambio es posible.

Roman Martínez para Sailing Roots

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies