La Organización de una Regata. El Balizador.

La Organización de una Regata. El Balizador.

Esta semana nos vamos un poco más hacia el lado de las regatas y queremos haceros conocedores de un trabajo que para muchos/as no recibe la valoración que se merece. El balizador.
Como algunos sabréis, si venís del mundo puro y duro de las regatas de vela ligera, para montar un campo, se necesitan un numero determinado de personas que trabajen coordinadamente para poder ofrecer a los regatístas las condiciones más justas para poder hacer que el reglamento de la vela se cumpla. El primer oficial que se encarga de toda la organización y decisiones dentro de un campo de regatas, ha de asegurarse de que antes de la salida y durante el transcurso de la regata, esta sea lo más justa posible para los regatístas. Para ello, tiene la valiosa función de trabajar en coordinación con todo el equipo del área, para garantizar esta función de justicia.
Para los que no estáis tan familiarizados con el mundo de la regata, os expongo a modo esquemático, como estaría organizada una en cuanto a la estructura:
– COMITÉ ORGANIZADOR: Conjunto de personas encargadas de controlar la organización de la regata.
– DIRECTOR DE REGATA: Persona encargada del control presupuestario, logística y permisos.
     – P.R.O.: Coordinador de áreas (Recursos Humanos + Recursos Materiales)
     – Coordinador Seguridad: Gestión de las personas y recursos destinados a la seguridad de la regata.
– COMITÉ DE REGATA: Oficial de 1ª + Oficiales + Auxiliares. Encargados de gestionar todo el campo de regatas y los siguientes puestos:
   – Llegadas: Encargados de anotar el orden de llegada de los barcos. Oficial + Auxiliar
   – Visor: Encargado de formar la línea imaginaria para la salida. Entre barco de Comité y Visor.
   – Balizadores: Encargados de fondear las balizas necesarias para marcar el campo de regatas.
Esta sería una organización básica (aunque el Director de Regatas, muchas veces hace el papel de PRO y C. Seguridad). De la misma manera, el Visor puede ser sustituido por una baliza y las llegadas pueden ser tomadas por el mismo Comité. 
Además, una regata puede ser tan complicada como que quiera y tener muchísimo más personal tales como una Oficina de Regatas, Gestión de Resultados, Comité de Protestas, Comité de Medidas, Personal de Salvamento, …
Pero tal y como os he dicho anteriormente, creo que es importante hacer hincapié en el papel del Balizador. Aunque parezca mentira, no es un trabajo fácil. Visto desde fuera, se podría pensar que tirar boyas es un trabajo fácil, pero la verdad es que no lo es. Es todo un arte. Además, un balizador no solo se encarga de plantarlas, sino se encarga de tener una comunicación casi momento a momento con el Primer Oficial, a fin de mantener el campo de regatas alineado con el eje del viento. Hay que tener en cuanta que el viento no es constante y que a primera vista puede parecer que siempre sopla del mismo lado pero una variación de 10 grados, puede ser suficiente para parar una regata y volver a plantar las boyas con el nueve eje. 
Realmente, es un trabajo duro, físico y muy técnico. Pensar, que cuando se diseña un campo, las distancias entre boyas están marcadas con GPS, con lo que plantar una boya a una distancia X no es tarea fácil. Hay que tener en cuenta el abatimiento producido por el viento, la deriva producida por la corriente, el tipo de suelo que encontraremos en el fondo y la profundidad a la que encontramos este. Además del tipo de cabo, tamaño de la cadena y peso del fondeo. Nunca sin perder de vista el tipo de boya que vamos a tener que plantar. Todo esto, hace que dejar una boya a una distancia determinada de otra no es tan fácil como parece y que al final, en función de la destreza del balizador, el campo de regata quedará de una manera u de otra. 

Es por esto que el trabajo del balizador es tan necesaria y tan apreciado dentro del mundo de las regatas, pero creo que muy desconocido dentro del mundo de la vela en general. 
Pensad que no solo se dedican a ponerla boyas, sino que son los encargados de salir primero al mar y en ser los últimos en volver a tierra. Son los que se encargan de ir cantando lecturas al personal de tierra si las condiciones son demasiado duras o demasiado flojas para lanzar la flota al agua. 
En condiciones duras o extremas, serán los encargados, junto al personal de seguridad de encargarse de que todos los barcos hayan vuelto a tierra y de que no falta ningún tripulante.
La verdad es que es un trabajo que personalmente estoy descubriendo y que poco a poco voy aprendiendo. Hay mil maneras de trabajar pero hay algunas más efectivas que otras. De eso se trata. Se trata de ser rápido, eficaz y preciso. Algo que solo mediante la práctica se puede ir adquiriendo pero siempre teniendo en cuenta que hacen falta dotes y una habilidad que no todo el mundo tiene. 
Espero poder ir explicando como avanzan los progresos y las situaciones en las que me voy encontrando dentro de este nuevo proyecto que se abre ante mi.

Pol Quintana para Sailing Roots

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies