HIDROALAS Y A VOLAR

HIDROALAS Y A VOLAR

Cada vez que veo un catamarán, tabla o cualquier embarcación que se alza por encima del mar gracias a los alerones sumergidos, me quedo hipnotizado mirándolo.


El principio esta muy claro, a menor superficie de rozamiento mayor velocidad, pero a la vez la embarcación se vuelve más inestable y peligrosa. Esta tecnología de Hydrofoil lleva desarrollándose desde 1898 donde se construyeron los primeros prototipos de la mano del italiano Enrico Forlanini.

Los primeros diseños de embarcaciones de estas características, eran a motor y orientadas hacia la industria militar y para el transporte de pasajeros, se puso muy de moda en los años 70. Esta tecnología se dejo de desarrollar en este tipo de industria, debido a los elevados costes de diseño, de mantenimiento y los grandes daños que se ocasionarían al impactar contra un objeto flotante.

Volviendo al mundo del deporte y el hydrofoil, este se empezó a desarrollarse en 1980 a través del ski acuático, primero sentado y luego de pié. En el mundo de la vela, el primer ejemplo lo encontramos en 1957 el barco Monitor.


La tecnología del hidroala se ha ido desarrollando en la vela ligera dando lugar a las actuales clases como Moth, Laser y catamaranes, los cuales gracias a los millonarios de la America´s Cup han desarrollado la máxima tecnología en catamaranes de gran eslora. Tecnología que sin el desarrollo de las embarcaciones que han batido los records de velocidad no hubiera sido posible, como son el Vestas Sailrocket 2 o el Hydroptère.



Actualmente es en el kitesurf y el windsurf es donde más se comercializan los hydrofoils para añadirle a las tablas, o se diseñando nuevos modelos que hasta hace unos años eran impensables, con sistemas de aletas que permiten una nueva dimensión del deslizamiento sobre el agua, como por ejemplo el iFoil.


Indagando a que tipos de embarcaciones se le pueden adaptar esta tecnología, he encontrado, la piragua, el bici-surf , la hydro-bici y el Aquaskippers. Mejor verlo para creerlo.

Todas estas embarcaciones, tablas y artilugios con la adaptación de los hydrofoils, tienen algo en común, te permiten volar sobre el agua y debe de ser una de las sensaciones más placenteras que se pueden experimentar.
Manu Varela para Sailing Roots.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies