Novatos en la varada

Novatos en la varada

Adquirir un barco de segunda mano y sacarlo a varada para hacerle la puesta a punto, puede resultar un cúmulo de gastos inesperados, contratiempos y problemillas que para un novato puede acabar resultando en una auténtica odisea.

Los varaderos: Hay diferentes tipos de varaderos, no todos tienen la misma permisibilidad a la hora de acceder a ellos. Antes de sacar el barco del agua infórmate bien de los horarios, en algunos solo se puede trabajar entre semana, otros solo los sábados y algunos pocos de lunes a domingo. Este tema de horarios es importante sobre todo si eres un trabajador y solo vas a poder dedicarle tiempo al barco durante el fin de semana. Es importante saber quién puede trabajar en el barco, ya que por un tema de seguro de accidentes solo se permite trabajar en el barco al propietario del barco o una empresa de trabajo.

No llames a tus amigos para que te echen una mano con el barco porque no los van a dejar pasar, les vas a tener que invitar al desayuno y te vas a quedar trabajando tu solo.

Herramientas eléctricas: Es necesario saber exactamente que maquinaria te dejan llevar para trabajar en el barco, la más importante la Karcher, normalmente en las varadas un poco pijas no te permiten traer la tuya propia, sino que tienes que alquilar la suya y no suele ser barata ( sobre 37 €/h). Ten en cuenta que necesitarás cable con bastantes metros y adaptador de toma corriente trifásica.

Pregunta específicamente sobre el uso de esta herramienta, antes de pedir favores y cargarla en el coche. Mide la distancia que hay desde la toma de corriente para pedir o comprar un cable lo suficientemente largo, ahorraras tiempo y viajes a la ferretería.

Estancia en varadero: Cada día de estancia hay que pagar una cuota, esta varía en función de la eslora del barco, más el suministro de agua y luz (sobre 15€/h para un 5 m). El coste del servicio de grúa también depende de la eslora del barco (cada movimiento para un barco de 5 m son  50 €)

Calcula el tiempo que prevés estar fuera del agua, ten en cuenta que lo normal, es que surjan imprevistos, lo raro es que no suceda lo contrario. Lluvia, tiempo de secado barniz, pintura, reparaciones…

Antifouling: Si el barco va a permanecer en el agua todo el año, la pintura a de ser de muy buena calidad y es importante dar dos capas ya que así evitarás que se forme el caracolillo en el casco. Este tipo de pintura es cara y 2 kg para pintar un barco pequeño ronda los 90 €. Cuando la apliques es importante protegerte con máscara, gafas, guantes y traje de tela.

Si ves que todo el mundo está perfectamente equipado y tú estás pintando sin camiseta, ni máscara ni guantes, el que estás equivocado eres tú y solo cometerás este error una vez en tu vida (si te preocupa tu salud y no quieres parecer un pitufo)

Reparaciones: Pide consejo sobre las cosas que te parecen graves a alguien que tenga más experiencia que tú, sacar deducciones precipitadas o comprar material de reparación a la ligera es un error y te puede salir caro.

Si tienes un barco y ya tiene unos añitos, no lo vas a dejar como nuevo, hay que limitarse a lijar, enmasillar y pintar lo justo y necesario.

Barnizar y lijar: Si alguien no lo sabe, la madera es muy laboriosa, lo mejor es tener una lijadora eléctrica potente con suficientes recambios, un juego de lijas de mano y  una espumilla para que no te queden los dedos en carne viva. Cuando tengas que dar la primera capa de barniz, esta ha de ser muy ligera y mezclada con un poco de disolvente, cuando esta seque pasar una lija muy fina y darle dos pasadas más para que la madera quede protegida.

Cometer un error con el barniz dando una primera capa demasiado gruesa, después del trabajo que conlleva lijar la madera, supone prolongar la estancia hasta que esta consiga endurecerse y esta puede ser larga y si no seca quedara una chapuza.

Mi consejo es que si quieres evitar dolores de cabeza, inversión de tiempo y preocupaciones innecesarias, lo mejor es contratar los servicios de profesionales para hacer el mantenimiento anual, para que te dejen el barco mejor de lo que lo harías tú mismo. Sobre todo si es la primera vez que lo haces.

Si optas por hacerlo tú, es importante saber, que al igual que nosotros no somos perfectos, nuestro barco tampoco lo tiene que ser. Limpia, tapa, pinta y al agua.

Manu Varela para Sailing Roots.

A la caza del Patrón Profesional

A la caza del Patrón Profesional

Esta semana, la cosa va de títulos, administraciones y contratos. La cosa es que el otro día estaba hablando con un amigo armador de un barco lista 6ª y propietario de otras embarcaciones. Me comentaba que ahora, un patrón profesional que quiera ganarse la vida, ya no puede presentar facturas por cada uno de los trabajos que hace, sino que tiene que estar contratado por cada una de las empresas por las que trabaja. Si nos lo paramos a pensar, simplemente es de locos. Hay que tener en cuenta que para que un armador, contrate a un patrón, los números le han de salir. El armador, a parte del sueldo que tiene que pagar al patrón, el contrato bajo el régimen del mar le cuesta  450 € + sueldo. Realmente una locura. Pero es que cuando un patrón hace un trabajo para un armador, no significa que vaya a estar todo el mes. Los charters son un producto muy esporádico y puede que trabajes 3 días seguidos pero después el barco esté parado 2. ¿Cómo puede ser que en un país donde los autónomos son la base de la economía productiva, se empuje a este tipo de profesional a trabajar en negro? Es que en el fondo, no te queda más remedio, ya que en temporada alta y ganándote la vida con este tipo de trabajo, el trabajar para distintos armadores es el pan de cada día.

Con todo esto, hay que entrar a hablar de los títulos, ya que el ser patrón profesional en España, no es tarea fácil ni económica. Por lo que a mí respecta, en la zona de Cataluña, solo tienes 3 opciones: 1) Irte dos años a la población del delta del Ebro, l’Ametlla de Mar para cursar el grado superior de Patrón de Altura. 2) Tienes la opción de entrar en el mundo profesional mediante la obtención del PPER, pero el coste es elevadísimo. Hay que tener el PER, el Patrón de Yate, el Capitán de Yate y luego sacarte un examen en Madrid específico para este título. Una vez aprobado, te tienes que sacar los títulos de Radio restringida y el Sanitario. Estos dos últimos, lo más seguro es que tengas que ir a una academia privada, ya que por la casa del mar puedes estar años esperando a que te llamen. Y la 3ª opción, es sacándote el Básico de Marinero (para conseguir la cartilla de embarque) y luego el Patrón Profesional.
Puede que la 3ª opción sea la más económica, pero todo y así te sale por unos 2000 € tirando bajo y después de obtener el título “académico”, necesitas 1 año de embarque en una embarcación con unas características X. Es una locura. ¿Pero, qué ocurre en otros países? Pues la verdad es que no se trata de ver diferencias, ya que no son OTROS países, sino todos los demás. En el resto del mundo, cualquiera de los títulos que acabo de mencionar, no sirve para nada, a no ser que el barco en el que vayas a trabajar, sea de bandera española. Si el barco, no es de bandera española, los títulos españoles no sirven. Para eso está el Ocean Yacht Master, que sería como el Patrón de Altura pero reconocido internacionalmente. Ahora sí, menos en España. ¿Curioso verdad?
Al final, todo se trata de un negocio para algunos y una desgracia para otros. Lo más curioso es que estas leyes se hacen, se discuten y se aprueban en una comunidad que no tiene mar ni cultura marinera, pero sí que tiene Federación Madrileña de Vela. Todo muy curioso. Al igual que la Federación Española de Vela, ubicada en medio de Madrid capital.

Y digo yo, ¿no sería mucho más fácil, equiparar las leyes a las europeas? Vivimos en un continente en donde cada vez es más fácil moverse y trabajar donde uno quiera pero parece que nos hemos olvidado del mar. El mar, se quiera o no, sigue siendo un recurso muy preciado y las administraciones saben del potencial que tiene. Las administraciones son unas aprovechadas y tienen a su servicio los poderes fácticos de la Guardia Civil. El cuerpo, medio militar medio policial, que se encarga de aplicar las leyes que se cuecen en los despachos madrileños, no deja lugar a duda a la hora de preguntar y pedir todos los papeles que uno necesita para trabajar (por no hablar de lo pesados que están con el tema de la dichosa bandera). L a multa por trabajar en negro es abismal, pero por otro lado la administración te empuja a hacerlo. Parece un bussines más redondo que el de la venta de armas por parte de los estados a países en guerra. Es el colmo.
SEMANA CATALANA DE VELA 2015

SEMANA CATALANA DE VELA 2015

SETMANA CATALANA DE VELA 2015
Este primer fin de semana de mayo se ha celebrado la SETMANA CATALANA de VELA en el Club Náutico Cambrils.
Pol y yo hemos estado trabajando en este evento por segundo año consecutivo.
Una regata de estas características requiere una meticulosa organización y mucho trabajo que posiblemente no se aprecia a primera vista.
Han sido tres días de regatas, 4 campos, varias modalidades o clases: Crucero, Optimist (G1,G2 y G3), Europa, Laser (2 clases), Catamaranes, 29ers y Windsurf…. una buena flota.
Muchos regatistas, entrenadores, familia, amigos…. se reunían en la carpa el primer día para oir la previsión de la meteo y las indicaciones de la organización.
Es un evento complicado de organizar, puesto que depende directamente de las condiciones meteorológicas y de un entramado organizativo bastante complejo.
Esta el director de regata, los comités de regata, oficiales, jueces, visores, balizadores, personal de salvamento y los voluntarios. Un equipo numeroso de personas que hacen posible que se lleve a cabo un evento de esta índole, con éxito.
Hay que estar pendiente del viento, del estado del Mar, pero también tiene que estar preparados los picnics para regatistas y personal de regata, se necesitan un montón de barcos para los comités, lanchas para balizadores y salvamento. 
Me emociona ver a las niñas y niños de Grupo 2 y 3 de Optimist, navegando alrededor del barco de comité mientras esperan que se dé el procedimiento de salida para las pruebas a disputar. Están navegando, flotando, esperando que llegue el viento o que se vaya la niebla…. pasando hambre, frío o calor, y desgastando sus fuerzas esperando el bocinazo de salida…. Se respira emoción, ilusión…. nervios, concentración… sensaciones que hacen de todo esto algo muy especial.
Me impresionan los 29ers, agolpados en la linea de salida…izando sus genakers en la baliza de barlovento para salir disparados hacia sotavento…. Me sorprenden los catas que van a tanta velocidad que mi lancha de salvamento no logra alcanzarlos…. Nos pasamos entre 6 y 10 horas en el agua…. pendientes de la radio vhf, para saber lo que va aconteciendo.
El viento perezoso no acababa de establecerse… nervios…. cansancio… hambre…sed…
Los balizadores haciendo lecturas de la dirección e intensidad del viento, levando y plantando boyas a cada role de viento.
Han sido 3 días muy intensos, crema solar a tope, mucha agua para no deshidratarnos… esfuerzo físico a veces al límite, nervios, emociones…. en conjunto es algo muy especial.
Hay mucho trabajo y muchas personas detrás de este evento. Si no fuese por todas ellas y ellos no sería posible.
Por eso quiero agradecer publicamente al personal voluntario, de cocina, de oficina de regata, directores, entrenadores, personal de agua ( oficiales, jueces, visores, balizadores y salvamento). A la gente de Cambrils que se vuelca y colabora, y sobre todo a las regatistas que participan de estas pequeñas gestas que hacen posible un espectáculo tan lindo.

Ferran Martínez para Sailing Roots

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies